Con la llegada del frio Zaragoza registra una subida de mortalidad

El camposanto de Torrero ha tenido que ampliar su horario al haberse registrado en los 10 primeros días del año 107 cremaciones

El cementerio de Torrero de Zaragoza ha comenzado el año a pleno rendimiento y ampliando el horario de parte de sus servicios como consecuencia del repunte en el número de fallecidos. Durante los primeros diez días del año se han realizado 179 servicios funerarios, frente a los 150 del mismo periodo del año pasado o los 168 del 2015. Según el ayuntamiento, se ha producido un ligero incremento en el número de defunciones  en parte, por la llegada del frío y los procesos gripales, así como por el aumento de la media de edad poblacional, cada vez más envejecida. El año pasado fallecieron en la capital aragonesa más de 2.300 personas, un 10% menos que en el anterior.

Desde el ayuntamiento explicaron que se han reforzado los turnos de cremación habituales –14 por día– para poder atender el aumento de la demanda. La media del 2016 se situaba en 8,3 incineraciones al día, en cambio, el 2017 ha comenzado con 16 quemas diarias. Se mantiene, por tanto, la tendencia al alza de cremaciones que comenzó en el 2008, superando al número de entierros, que sigue retrocediendo cada año. En el 2016 ya representaban alrededor del 60% de la necrópolis de la capital aragonesa entre las incineraciones que se realizaron en el camposanto de Torrero y el tanatorio privado de la ciudad, regentado por Servisa.

Hasta ayer, en el cementerio municipal se han realizado 72 inhumaciones. Las mismas que en el 2016 y ocho menos que en el 2015, según los datos facilitados desde la concejalía de Cementerio. Según los trabajadores municipales, los entierros en nicho se están realizando sin retrasos y en tiempo, pero sí que advirtieron que «está habiendo problemas en los hornos para atender el pico porque solo hay cuatro disponibles que tienen que enfriarse entre una cremación y otra».

Mientras que el servicio de cremaciones está a pleno rendimiento durante todo el día, el de inhumaciones se realiza solo de 06.30 a 14.00 horas, independientemente de la demanda. Desde el ayuntamiento confirmaron que no se plantean ampliar el horario.

Los 19 veladores de Torrero están completos desde el 3 de diciembre y el consistorio, ante esta situación, decidió aumentar a principios de año los horarios de misa por las tardes y las ceremonias de despedida.

En el Tanatorio Centro también han observado un repunte en el número de defunciones. Según explicó el director comercial, Miguel Cano, se están realizando entre «45 y 50 servicios diarios frente a los 20 habituales del año pasado».

Los trabajadores municipales admitieron que, si no se hubiera reforzado la plantilla no habrían podido atender la demanda. Hace meses que se realizaron dos nuevas contrataciones de seis meses de duración que están permitieron, ahora, «cumplir con las necesidades», apuntaron.

Fuente: El periódico de Aragón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *