El Tanatorio de Badalona conmemora el 15 aniversario con un acto que repasa la evolución funeraria

Construido y gestionado por PFB, el Tanatorio de Badalona se ha convertido en un referente en el área metropolitana de Barcelona desde su apertura en 2003

El centro es pionero en la prestación de servicios de incineración innovadores, tendencia que en Badalona ha aumentado un 92 % en los últimos 15 años

El Tanatorio de Badalona, uno de los principales centros funerarios de la provincia de Barcelona, ha organizado un acto institucional esta mañana en conmemoración del 15 aniversario de su puesta en marcha. El acto ha contado con la presencia de Àlex Mañas, segundo teniente de Alcaldía del Ayuntamiento de Badalona y concejal de Badalona Próspera y Sostenible, y de la directora general de Pompas Fúnebres de Badalona (PFB), Ana Gassió, que ha repasado los hitos principales de la historia de este equipamiento, desde su construcción hasta la actualidad. A la presentación inaugural del 15 aniversario del Tanatorio de Badalona ha asistido también el presidente de PFB, José Romero, y diversos miembros del Consejo de Administración de la empresa funeraria badalonesa, así como representantes de la política local y de entidades del ámbito social y cultural de la ciudad.

Puesto en funcionamiento en el año 2003 por PFB – Servicios Funerarios, el Tanatorio de Badalona se ha consolidado durante estos 15 años de historia como un referente en el área metropolitana barcelonesa. Tal como ha apuntado la directora general de PFB, Ana Gassió, “el Tanatorio de Badalona es un equipamiento esencial de nuestra ciudad, que desde sus inicios presta un servicio completo y de calidad desde una única instalación, para que las familias puedan llevar a cabo la totalidad del ciclo funerario sin tenerse que desplazar”. Gassió, que durante el acto ha abordado la evolución de los servicios y las principales tendencias funerarias en Badalona, donde PFB presta servicio desde hace más de 80 años, ha destacado la incineración como elemento más relevante de los últimos años. “En Badalona, el servicio de cremación ya es demandado por un 52 % de la población, una cifra que en sólo 15 años ha crecido un 92 % i que iguala la conseguida por la ciudad de Barcelona en 2017”. Según la portavoz de PFB, está previsto que esta tendencia aumente en Badalona en los próximos años, hasta situarse diez puntos por encima del porcentaje actual hacia 2028.

 

Pionero en servicios para el destino de las cenizas

El Tanatorio de Badalona acoge en un solo recinto de más de 4.000 metros cuadrados el servicio de tanatorio y crematorio. Además, desde su puesta en marcha, el equipamiento ha sido pionero en la prestación de servicios específicos e innovadores para el descanso de las cenizas en plena naturaleza, gracias a su ubicación estratégica y privilegiada en la carretera de Can Ruti, a los pies de la Cordillera de Marina. En este sentido, el año de su apertura impulsó el Jardín del reposo, un espacio para la inhumación de las cenizas que contó con una acogida muy positiva por parte de las familias. Esta iniciativa ha dado lugar precisamente al último espacio puesto en marcha dentro del recinto del tanatorio, el Camino del reposo, un espacio versátil que permite esparcir las cenizas en un jardín o bien la inhumación de urnas cinerarias en columbarios.

La política del centro en materia de incineración y gestión de las cenizas está comprometida con el respeto por el medio ambiente, priorizando productos y servicios sostenibles o ecológicos, con el objetivo de que una vida pueda generar otra. Durante 2017, cerca del 80 % de los servicios funerarios del Tanatorio de Badalona incluyeron féretros de madera ecológica certificada –con barnices al agua, tejidos de algodón y ecológicos 100 %, sin elementos metálicos- o urnas biodegradables.

 

Al lado de los badaloneses

Ubicado cerca de los centros hospitalarios más importantes de la zona, desde su entrada en funcionamiento el equipamiento presta un servicio personalizado y a medida de las familias de Badalona a través de diez salas de velatorio, una sala para la celebración de ceremonias de todo tipos, tanto religiosas como laicas, un crematorio con dos hornos y espacios al aire libre para el descanso de las cenizas, así como otros servicios propios del tanatorio (floristería, sala de exposiciones de urnas y ataúdes, aparcamiento, etc.). También, desde los inicios, el centro presta un servicio gratuito de asistencia psicológica y ha impulsado la creación de un fondo bibliográfico especializado en la ayuda a la pérdida y el duelo, de acceso al público general, que actualmente puede consultarse en la biblioteca badalonesa de Can Casacuberta.

A largo de los 15 años de existencia, el tanatorio ha llevado a cabo importantes obras de ampliación y mejora para facilitar en todo momento el servicio a los usuarios -como por ejemplo el edificio de atención a las familias y la remodelación de las salas de velatorio- y acercar el equipamiento a la ciudad –a través de las escaleras mecánicas que conectan la parada de bus y el aparcamiento gratuito hasta el centro-.

Desde noviembre de 2017, el Tanatorio de Badalona cuenta también con una oficina en pleno centro de la ciudad (en la calle Francesc Layret, 84). “Está abierta a todo el mundo que quiera hacer cualquier consulta o gestión, como por ejemplo solicitar información de servicios, pedir un presupuesto anticipado y sin compromiso o contratar un servicio funerario cuando se haya producido una defunción”, remarca Ana Gassió.

Este año, el equipamiento tiene previsto llevar a cabo la reforma y ampliación de la sala de ceremonias, donde se quieren incorporar nuevas tecnologías y mejorar los circuitos para el desarrollo de las ceremonias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *