La Síndica de Greuges en su informe anual denuncia la falta de transparencia en los servicios funerarios

El diario la Razón en su edición de Cataluña,  la sindical de Greuges denuncia la falta de transparencia en los servicios funerarios.

Sucedió en 2015. Ese año, la Síndica de Greuges, Maria Assumpció Vilà i Planas, alertó sobre el excesivo coste de los servicios funerarios en Barcelona. Es una denuncia habitual en los informes que anualmente elabora la Sindicatura de Greuges de la ciudad por falta de competencia en el mercado funerario. Un padre de familia falleció en un centro socio-sanitario de Barcelona, donde recibía cuidados paliativos. Sus dos hijas eligieron la funeraria más cercana a ese centro para incinerarlo. En la ronda de Dalt. Al llegar, pidieron el féretro más económico, pero la persona que informa a los familiares escondió las cajas más baratas del catálogo. «Vayamos al grano», dijo una de las hermanas, «hace tres meses enterramos a nuestra madre y sabemos que en este catálogo hay féretros más económicos».

 Esta sólo es una de las muchas incidencias derivadas de la falta de transparencia en la contratación de los servicios funerarios, que un año más saturó el buzón de quejas de la Síndica de Greuges. Vilà explicó ayer, en la presentación del informe de quejas de 2018, que acompañó a una demandante en el proceso de denuncia de una factura por un servicio funerario. «Era una persona vulnerable que no había solicitado algunos de los servicios que le habían cobrado, en total, 11.127 euros. Como la empresa no aceptó la reclamación, llevamos el caso a la Agencia Catalana de Consumo, que dio la razón a la denunciante», resumió.

Vilà trasladó al Ayuntamiento de Barcelona irregularidades como cobrar un servicio dos veces por parte de la empresa municipal, Cementiris de Barcelona. Exigió más transparencia en las tasas y que la ciudadanía disponga de un documento que informe a las familias en un momento tan delicado. ERC aprovechó la denuncia para reclamar a la alcaldesa Ada Colau que cumpla el acuerdo para implementar una funeraria pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *