Nace AVASEF, Asociación Vallisoletana de Empresas de Servicios Funerarios

Con la intención de impulsar la elaboración de un Código Deontológico y de buenas prácticas en el sector funerario, nace AVASEF, Asociación Vallisoletana de Empresas de Servicios Funerarios.

Tras su constitución se ha valorado la situación que en la actualidad vive el sector funerario en España en donde se han realizado multitud de transformaciones , convirtiéndose en un mercado más liberalizado, mas transparente, profesional y más tecnológico.

Avasef nace ante la «preocupación» de un grupo de empresarios por la imagen del sector ante noticias surgidas en los últimos meses, en relación a la investigación abierta en la Operación ‘Ignis’ por un supuesto fraude en los ataúdes, «que desprestigiaban al sector, y que poco tenían que ver con la realidad de las empresas asociadas, que cuidan a sus clientes, garantizan un servicio de calidad y cumplen con la legalidad vigente».

Por ello, desde AVASEF se apuesta por que la transparencia y la ética profesional tengan un reflejo en el nivel de satisfacción de los clientes y la valoración positiva por parte de la sociedad.

Entre sus objetivos impulsar la elaboración de un Código Deontológico Profesional del Sector Funerario a aplicar por las empresas de servicios funerarios asociadas que permita prestigiar la profesión. «Dado que el ejercicio de la profesión funeraria supone la realización de una actividad con un fuerte contenido moral y que exige disponer de unos conocimientos adecuados, para llevar a cabo dicha actividad, el profesional funerario ha de estar plenamente cualificado y respetar en todo momento la dignidad de la persona», han explicado.

Asimismo, su «misión es defender y promocionar los intereses económicos, sociales y profesionales de sus miembros, trabajando por dignificar la profesión, fomentar el reconocimiento de la actividad de servicios funerarios como un digno y justo desarrollo de la actividad».

AUSENCIA DE UN MARCO REGULADOR UNIFORME

También han apuntado que la dispersión normativa generada por la multiplicidad de normas existentes a nivel estatal y autonómico se incrementa con la existencia de ordenanzas municipales que regulan de forma distinta la prestación de servicios funerarios en cada municipio.

La multiplicidad de problemas que existen en el sector de prestación de servicios funerarios son producto del «carácter obsoleto», de la dispersión y de la falta de adaptación de la normativa reguladora del sector funerario a los principios establecidos en la normativa sobre libre acceso a las actividades de servicios y la unidad de mercado

Junto a ello, consideran adecuado el impulso de un Código de Buenas prácticas por parte de las Administraciones competentes, las Comunidades Autónomas y las asociaciones representativas de este sector, que resulte de obligatoria asunción por todos los operadores del mismo.

Asimismo, han considerado necesario revisar y establecer protocolos de actuación ante fallecimientos en los hospitales públicos de Valladolid.

Fuente: 2o minutos

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *