Los centros funerarios de Albia seguirán abiertos a las familias y se preparan para la peor etapa de la emergencia sanitaria

  • • A pesar de la complejidad de las circunstancias, los servicios funerarios de Albia se siguen prestando con normalidad a las familias en sus más de 250 centros, para lo que se ha establecido un protocolo de seguridad a fin de proteger empleados y usuarios. 
  • • El grupo ha reforzado su plantilla con nuevas incorporaciones y traslados temporales de otros centros, ha aumentado la flota de vehículos y se ha diseñado un plan de gestión capilar de la red de hornos crematorios para hacer frente a cada escenario. 
  • • Albia continúa demostrando su compromiso con las familias al garantizar un servicio esencial para la sociedad en un momento tan complicado. 

 Albia seguirá prestando servicios funerarios a aquellas familias que quieran despedir a sus seres queridos, garantizando la continuidad de un servicio fundamental para la sociedad ante la emergencia sanitaria. La compañía, que permanece en constante contacto con las autoridades sanitarias para implementar cualquier nueva indicación, tiene la voluntad de mantener abiertos sus centros para las velaciones -salvo contraindicación por parte de las autoridades- siguiendo un estricto protocolo de seguridad, que preserve la salud y el bienestar tanto de empleados como de usuarios. 

Nuestra prioridad es garantizar la salud de los trabajadores y las familias, asegurar el servicio funerario y la continuidad de todas las operaciones para ser útiles a la sociedad ahora más que nunca. Nuestro compromiso es firme para poder seguir prestando un servicio esencial y estar al lado de las familias, a pesar de la complejidad del contexto”, ha destacado Juan Rodríguez, CEO de Grupo Albia. 

Algunas de las medidas que la empresa está implementando en sus más 250 centros son: aforos limitados a un máximo de 6 personas de manera simultánea en la sala velatorio; mantener el metro de distancia entre los asistentes; límite máximo de 3 horas de visita durante la velación; se evitará permanecer en zonas del tanatorio no destinadas a la velación; y se refuerzan las medidas de higiene y aseo recomendadas por las autoridades sanitarias. 

Y para poder garantizar la correcta continuidad del servicio, Albia ha reforzado su equipo humano con nuevas incorporaciones y traslados temporales de otros centros para hacer frente a la situación. “Las más de 1.000 personas que conforman nuestro equipo humano se han volcado con total dedicación para dar respuesta a las necesidades de las familias ante tal situación. Estamos sumamente orgullosos de todos nuestros trabajadores y de su vocación de servicio para acompañar a las familias en un momento tan difícil”, ha apuntado Rodríguez, quien ha añadido que pondremos a disposición de la sociedad los recursos que sean necesarios para hacer frente a las consecuencias de la pandemia. Y es que el grupo también ha aumentado su flota de 

vehículos y conductores funerarios y ha diseñado un plan de gestión específico para el aseguramiento capilar de la red de hornos crematorios en función de los diferentes escenarios. 

Actualmente Albia sigue desarrollando con normalidad y en condiciones seguras todas las operaciones a pesar de las excepcionales circunstancias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *