Grupo Mémora recibe el premio «Humanizando la Sanidad»

img2

El programa, que se aplica en el Hospital Vall d’Hebron, también incluye un plan de formación para el personal sanitario

 

El grupo Mémora ha sido galardonado con los premios Humanizando la Sanidad que concede la farmacéutica TEVA por su labor en la formación de los profesionales de Ginecología y de Neonatología del Hospital Vall d’Hebron, y por el servicio de atención a padres que han perdido a un hijo.

En concreto, el proyecto premiado, bautizado con el nombre de ‘Espacio de Palabra’, consiste en crear espacios de reflexión donde poder expresar y compartir las emociones que despierta la pérdida con ayuda de profesionales expertos en el tema. También se atiende a los profesionales de la salud tras situaciones de fallecimientos en la unidad neonatal y se presta apoyo a padres y madres que han perdido a un hijo. El proyecto incluye la mejora de los cuidados y el acompañamiento del neonato al final de la vida.

“Ayudar a los padres en el proceso de la muerte de un hijo es muy importante. Hace unos años únicamente los especialistas recibían esta ayuda y fueron ellos mismos quienes plantearon la posibilidad de ampliarlo a padres por la experiencia que tenían con ellos trabajando en la Unidad Neonatal”, ha explicado Josep París, directivo de Mémora. “Estamos muy orgullosos de recibir este premio por ayudar a quien nos necesita  y ofrecer nuestro conocimiento tanto a profesionales como familiares. La pérdida es muy dolorosa y los padres necesitan un trato especializado a través de un equipo cercano y correctamente formado”, ha añadido.

REFLEXIÓN Y APOYO PSICOLÓGICO

Los profesionales de la unidad neonatal atienden a niños que padecen enfermedades agudas muy graves, crónicas o limitantes, algunos de los cuales fallecen durante su ingreso, ha explicado Mémora en un comunicado. “Contar con este espacio de reflexión y apoyo psicológico les permite compartir experiencias, comentar sus vivencias en grupo y aprender para afrontar futuras situaciones y mejorar la atención para los padres y familiares”, agrega la nota de la compañía, especializada en servicios funerarios.

En el caso de los padres y familiares, tras el fallecimiento, viven lo que se conoce como duelo perinatal, derivado de la pérdida de su hijo durante la gestación o los primeros 28 días de vida. “Tras la pérdida de un hijo los padres necesitan hablar con otros padres, y compartir su dolor con otras personas que se encuentren en su misma situación puesto que con frecuencia se sienten poco comprendidos por su entorno habitual”, destaca el mismo comunicado.

(Fuente El periódico de Barcelona)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *