Áltima pone en marcha una herramientas para facilitar la contratación de los servicios funerarios a las familias

La empresa de servicios funerarios ha desarrollado un programa que permite que los usuarios elijan con total conocimiento todos los elementos que deseen y controlen el gasto del funeral.

La participación de las familias es cada vez más importante en el momento de la despedida: un 80 % de los funerales son personalizados -incorporan textos personales, imágenes o música en vivo-.

Nuevos servicios para cenizas y ecológicos en los cementerios de Sitges y Viladecans (Barcelona) para dar respuesta a la incineración, que se sitúa en la provincia de Barcelona en el 46,55 %.

Las opciones ecológicas crecen y un 73 % de los usuarios de servicios funerarios de Áltima ya optan por ataúdes sin elementos contaminantes y un 38 % por urnas biodegradables.

Áltima ha la primera herramienta que posibilita la tramitación y contratación de servicios y productos de forma directa a las familias, puesto que permite ver en todo momento el importe final de los productos que se van seleccionando y el total del gasto funerario. La empresa catalana de servicios funerarios, gestora del Tanatorio Ronda de Dalt de Barcelona, ha puesto en marcha este programa con el objetivo de facilitar a los usuarios la elección de todos los elementos necesarios, en función del tipo de entierro y el gasto deseados. La nueva plataforma es un paso más hacia adelante en el compromiso de Áltima para facilitar el proceso funerario y garantizar la máxima transparencia en los servicios.

Durante la presentación de la nueva herramienta, el director del área de Servicios Funerarios de Áltima, Josep Ventura, ha afirmado que “esta iniciativa nace de nuestra vocación de servicio a las familias, con la voluntad de ser totalmente transparentes en aquello que los ofrecemos. Además, se trata de una plataforma muy visual, ágil y sencilla pensada para simplificar el proceso de tramitación y, a la vegada, facilitar el gasto final que el usuario haya decidido”.

La nueva herramienta, bajo el nombre de Asesora, ya está en funcionamiento en los tanatorios de Ronda de Dalt y Sant Boi de Llobregat (Barcelona) de Áltima, donde ha contado con una muy buena acogida por parte de las familias usuarias, que han valorado el servicio con una nota promedio de 9,2 sobre 10 (superior al resto de servicios que presta la compañía). Una valoración que se realiza de forma independiente a través del sistema NPS – Encuesta OPINAT*.

La empresa tiene previsto implementar el programa en todos sus centros en las próximas semanas.
Áltima gestiona un total de 29 tanatorios, siete complejos crematorios y 19 cementerios en todo Catalunya, principalmente a las provincias de Barcelona y Girona. La compañía, además, tiene en marcha la construcción de tres nuevos centros funerarios en Cervelló, Terrassa y Girona.

Funerales cada vez más participativos e innovadores

La tradición funeraria ha evolucionado muy rápido en los últimos años. A pesar de que la mayoría de funerales son católicos (83,5 %), los laicos ya representan el 15 % de los servicios de Áltima. Lo más destacable, ligado precisamente al incremento de las ceremonias laicas, es la creciente implicación de las familias en los diversos momentos del proceso funerario y la voluntad de adaptar cada vez más la despedida a sus preferencias. En este sentido, el 80 % de los funerales son personalizados, es decir, incorporan elementos como por ejemplo lecturas o textos propios en las ceremonias, imágenes relacionadas con la vida del difunto o su música preferida, así como recordatorios innovadores (fotografías, flores frescas, etc.).
Según Josep Ventura, responsable de Servicios Funerarios de Áltima, “la personalización de los funerales es una tendencia a la alza. Creemos que es muy positivo que las familias puedan decidir y participar activamente en la despedida del ser querido, pero al ser un momento que la mayoría ni prevé ni planifica, implica tomar muchas decisiones en pocos minutos, con el estrés adicional que esto genera. Por eso, es muy recomendable dejar planificado en vida el propio funeral, para que encaje con la voluntad del difunto y la familia”. En este sentido, Áltima cuenta con mivoluntad, un servicio dirigido principalmente a personas mayores de 70 años, sin seguro de defunción, que permite dejar decidido e incluso pagado el servicio funerario anticipadamente.

La personalización de todo el relacionado con el mundo funerario también está presente al entorno 2.0. En este sentido, Áltima cuenta con el Espacio para el recuerdo, la primera herramienta virtual creada en nuestro país para rendir homenaje al ser querido, donde los usuarios pueden compartir diferentes tipos de materiales sobre el difunto -textos, fotografías, vídeos, notas de pésame-, en formado blog y de forma privada, puesto que sólo pueden acceder las personas autorizadas por el administrador. El acceso en el Espacio para el recuerdo es ágil y seguro, a través del web de Áltima, www.altima-sfi.com.

Por otro lado, la empresa da la posibilidad de acceder a varios servicios en línea, como por ejemplo consultar defunciones recientes, hacer pedidos de flores online o enviar notas de pésame virtuales.

Nuevos servicios ecológicos para cenizas

Un año más, Áltima ha confirmado la tendencia creciente de la incineración, que mantiene un aumento anual de casi un 1,6 % en Catalunya. Este porcentaje de crecimiento es superior en el caso de Áltima, que durante 2016 ha registrado un incremento de la incineración del 4%. Así, según datos de la empresa funeraria, la demanda de servicios de cremación en la provincia de Barcelona se sitúa actualmente en el 46,55 %. Un porcentaje superior a la media global catalana y española, donde la incineración representa el 42,01% de los servicios funerarios en el caso de Catalunya y el 40,33 % en España. Según ha precisado el director del área de Cementerios de Áltima, Joan Ventura, “la incineración es una demanda que acabará estabilizándose alrededor del 60 % en los cercanos diez años en los principales cascos urbanos de Catalunya. Ante esto, es necesario que los cementerios se adapten y den respuesta a esta tendencia, garantizando, a la vegada, una gestión controlada y sostenible de las cenizas”. Ventura también ha precisado que, actualmente, sólo el 30 % de las incineraciones inhuman las cenizas en los cementerios. Del 70 % restante, se desconoce el destino, a pesar de que “es muy probable que se guarden en casa o bien se tiren en otros lugares o parajes naturales, de forma no controlada”, estima el responsable de Cementerios de Áltima.

Entre las principales novedades en cuanto a cementerios que Áltima acaba de poner en marcha destacan tres iniciativas para el destino de cenizas a los recintos de Les Pruelles, en Sitges, y Viladecans (Barcelona). Por un lado, en Les Pruelles, la empresa ha creado el Jardín de las amapolas, un terreno ajardinado que permite la colocación de centenares de amapolas de porcelana, identificadas cada una con el nombre del difunto, debajo de las cuales se entierran las cenizas con una urna biodegradable. La iniciativa, que simula un campo de amapolas a modo de memorial, es pionera y única en nuestro país. En paralelo este recinto también ha puesto en marcha las Urnas pluviales familiares, de bronce, unos innovadores columbarios planteados como sepulturas familiares donde las cenizas se diluyen con la acción del agua de la lluvia. Por otro lado, el Cementerio de Viladecans cuenta desde este mes con el Jardín del reposo, un espacio de estilo zen donde es posible esparcir las cenizas y grabar los datos del difunto a las paredes. Estos servicios complementan otras propuestas sostenibles para cenizas plenamente consolidadas en el Cementerio Comarcal Parc Roques Blanques como el Bosque de la calma, con 1.048 árboles plantados, el Jardín del reposo, con 1.178 servicios realizados, la Fuente del reposo, con 250 servicios, o los Árboles familiares, que cuenta ya con 363 ejemplares.

A raíz de las diversas alternativas que permiten una gestión más eficiente y responsable de las cenizas puestas en marcha en los últimos años, un 73 % de los usuarios de servicios funerarios de Áltima ya optan por ataúdes sin elementos contaminantes y un 38 % por urnas biodegradables.

 

En línea con su firme compromiso por el medio ambiente, Áltima ha sido la primera compañía de servicios funerarios a medir su huella de carbono. Desde hace dos años, la empresa evalúa y publica periódicamente un informe que permite conocer las emisiones de los 45 centros que gestiona –tanatorios, crematorios y cementerios-, con el objetivo de contribuir a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El estudio de la huella de carbono de Áltima es llevado a cabo por la agencia de eco-innovación Inèdit, adherida al Parque de Investigación de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

 

Sobre Áltima

Áltima es el grupo catalán líder en la gestión de servicios funerarios, crematorios y cementerios de la provincia de Barcelona. Con más de 300 años de experiencia en el sector funerario y un equipo humano de más de 300 profesionales, Áltima da cobertura actualmente a 190 poblaciones de Catalunya a través de 29 tanatorios, siete complejos crematorios y 19 cementerios. Entre los principales centros, hay que destacar el Tanatorio Ronda de Dalt, en Barcelona, los tanatorios L’Hospitalet Ronda y L’Hospitalet Gran Vía, ambos en L’Hospitalet de Llobregat, los servicios funerarios de Sant Boi-Baix Llobregat y varios centros en las comarcas del Baix Llobregat, Garraf, Penedès, Bages, Ripollès y Alt Empordà. Así mismo, Áltima realiza la gestión directa del cementerio comarcal Parc de Roques Blanques, situado al término municipal del Papiol (Barcelona).

La compañía mantiene un fuerte compromiso por la integración de factores sociales y ambientales en sus operaciones y en las relaciones con los diversos interlocutores. En este sentido, Áltima mantiene acuerdos de colaboración con varias instituciones y entidades sin ánimo de lucro como Cáritas (Empresa con Corazón); Obra Social de “la Caixa”, mediante la entidad colaboradora Fundación Marianao de Sant Boi de Llobregat; Fundación ONCE; Cátedra WeCare – Atención al final de la vida, de la Universidad Internacional de Catalunya (UIC); Asociación Española de Enfermería en Cuidados Paliativos (AECPAL); Fundación Make a Wish; Consorcio del Parque Natural de la Sierra de Collserola y Museo de Ciencias Naturales de Granollers.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *