Se crea el Atlas interactivo para conocer la causa de la muerte en España

Investigadores del Grupo Bayensians de la Fundació per al Foment de la Investigació Sanitària i Biomèdica de la Comunitat Valenciana (Fisabio) y de la Dirección General de Salud Pública y Adicciones de la Generalitat Valenciana han desarrollado un atlas digital de mortalidad en España.

  • Es la primera herramienta que analiza de forma exhaustiva la mortalidad en todos municipios españoles, incluida la España vaciada
  • El mapa, diseñado con ‘software libre’, permite analizar de forma combinada las diferencias geográficas, temporales y por sexo
Se trata de una herramienta interactiva que analiza por separado todas las causas posibles de muerte (agrupadas en 102 categorías) en los 8.116 municipios españoles, y permite estudiar de forma combinada si existen diferencias geográficas, en el tiempo y por sexo.
La información aportada por esta nueva herramienta, construida a partir de software libre, «tiene un gran valor para la prevención, puesto que los mapas reflejan la distribución de los factores de riesgo que inciden en las causas estudiadas», comenta Miguel Ángel Martínez Beneito, responsable del proyecto y profesor de la Universitat de València.
Bucear por los mapas generados revela, por ejemplo, que en Valencia capital el riesgo de casos de cáncer de laringe en varones es un 11% inferior al resto de España. En Alicante ciudad es un 17% inferior y en Castellón de la Plana, el dato es equivalente al resto de España.
En total, se han analizado 9,5 millones de defunciones en el periodo comprendido entre 1989 y 2014. El atlas bebe de las bases de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) pero, a diferencia de éstas, permite  un análisis geográfico bastante más desagregado (a nivel municipal) y la visualización de la información de forma temporalmente dinámica.
Otra de las novedades del atlas es que las/os investigadoras/es han aplicado en todos los cálculos modelos de suavización (el riesgo en cada municipio debería ser similar al de sus municipios vecinos) para conseguir resultados rigurosos. Esto es especialmente relevante en los municipios con una baja densidad de población, que de otra forma arrojarían resultados descabellados. De ahí que los investigadores destaquen que el atlas permite conocer con rigor estadístico las causas de muerte incluso en la España vaciada donde la cantidad de información disponible es bastante escasa.
Combinando todos estos factores se consigue una importante cantidad de datos muy desagregados, «small data» en palabras del responsable del proyecto pese al gran volumen («big data») de la base de datos.
Resultados significativos a nivel nacional
El atlas revela además que las zonas rurales tienen una mortalidad bastante más baja que las zonas urbanas salvo en causas de muerte por osteoporosis y fracturas en mujeres o accidentes de tráfico.
La herramienta evidencia también que la mortalidad por sida ha pasado de ser fundamentalmente urbana a principios de los 90, a tener una presencia mucho más destacada en zonas de España con menor renta.
Otros resultados llamativos que arroja el atlas es que las zonas costeras con presencia residencial del norte de Europa muestran patrones particulares (mayor riesgo de mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres o una disminución temporal mantenida del riesgo de infarto a lo largo del periodo de estudio) o que la diabetes presenta un claro patrón ascendente del riesgo del norte hacia el sur.
Para ciertas causas de mortalidad, el atlas evidencia evoluciones temporales singulares en distintas localizaciones geográficas, como por ejemplo en tumor de encéfalo o hepatitis víricas.
Además, algunas causas presentan tendencias claramente ascendentes a lo largo del periodo de estudio. Es el caso, por ejemplo, del síndrome mielodisplásico, que duplica su tasa de mortalidad a lo largo del periodo de estudio y presenta evoluciones distintas en distintas localizaciones geográficas.
Las causas de mortalidad que presentan mayores diferencias geográficas son generalmente aquellas más inespecíficas como, por ejemplo, senilidad y paro cardíaco (las dos enfermedades con mayores diferencias geográficas).
Software libre y trabajo en equipo
El atlas es fruto de varios meses de trabajo del grupo de investigación Bayensians de la Fundació Fisabio y la Dirección General de Salud Pública y Adicciones de la Generalitat Valenciana y, en parte, se ha financiado con ayudas de Fisabio y el Instituto de Salud Carlos III en su Convocatoria 2016 de la Acción Estratégica en Salud 2013-2016 Modalidad Proyectos de Investigación en Salud (PI16/01004). En la actualidad, el proyecto busca nuevas fuentes de financiación tanto para explotar toda la información que aporta como para continuar nutriéndolo con nuevos datos y garantizar su continuidad.
Todo el software empleado para dibujar el atlas es libre y la información que aporta tiene gran valor para orientar las políticas sanitarias: por ejemplo, para identificar áreas geográficas con indicadores de salud desfavorables y, una vez elucidadas las causas, diseñar y poner en marcha medidas correctoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *