El cementerio de Roques Blanques tendrá el mayor espacio natural para enterrar cenizas

logo_altima

roquesblanques_boscdelacalma_ba

roquesblanques_arbolfamiliar

El cementerio comarcal ubicado en El Papiol (Barcelona) y gestionado por Áltima acogerá ‘El camino del bosque’, un kilómetro de camino de montaña para inhumar urnas biodegradables
Las opciones ecológicas de inhumación representan el 38% de los servicios funerarios mientras que la incineración supera el 45% en la provincia de Barcelona
Áltima es la primera empresa funeraria que asume el compromiso de medir la huella de carbono

El Cementerio Comarcal Parc de Roques Blanques, de titularidad pública y gestionado por Áltima, ha presentado el proyecto “El camino del bosque” que permitirá inhumar cenizas a lo largo de un kilómetro de camino de montaña rodeado de bosque. El nuevo espacio ha sido cread por el estudio Batlle&Roig Arquitectes, que también proyectó el 1984 el Cementerio de Roques Blanques.
Fieles al concepto original de cementerio‐parque original bajo el que nació Roques Blanques, los arquitectos han diseñado una opción ecológica y respetuosa con el entorno única en España que permitirá inhumar cenizas en urnas biodegradables aprovechando el recorrido natural de un camino de bosque ya existente dentro del recinto del cementerio. A lo largo de un kilómetro, las urnas se podrán enterrar directamente en la tierra de uno de los márgenes del sendero, que estará reforzado con troncos y tendrá una altura aproximada de un metro (para un máximo de tres urnas en vertical). Los datos del difunto se podrán grabar a modo de memorial en una placa de madera natural. Áltima facilitará las coordenadas GPS a los familiares que opten por esta opción, puesto que el objetivo es que las sepulturas queden perfectamente integradas en la naturaleza.

Joan Ventura, director general de Cementerios de Áltima afirma que “la incineración es una opción que crece año tras año y esperamos que llegue al 60% en la próxima década en Catalunya, primeramente en áreas metropolitanas como la que se encuentra Roques Blanques. Por eso, es necesario ofrecer alternativas para enterrar cenizas de forma controlada y sostenible. Además, como que el cementerio se encuentra en un entorno privilegiado, a los pies de la Sierra Natural de Collserola y a la vegada cerca de Barcelona, hace que podamos ofrecer opciones de sepultura únicas y fuera del que es tradicional dentro de un recinto de este tipo”. La nueva iniciativa que pondrá en marcha Roques Blanques va en línea con otras opciones ecológicas para cenizas ya consolidadas en el recinto, como la Fuente del Reposo, que permite diluir en agua las cenizas dentro de una urna biodegradable; el Jardín del Reposo, un espacio
donde esparcir las cenizas; y el Bosque de la Calma, que el próximo febrero cumplirá 10 años de funcionamiento y que fue pionera en España, puesto que por primera vez se ofrecía la posibilidad de enterrar las cenizas y plantar al lado un árbol autóctono de Collserola. Roques Blanques ofrece actualmente la posibilidad de inhumar también hasta cinco urnas alrededor de un mismo árbol adulto, una opción muy similar a la del Bosque de la Calma que recibe el nombre de Árbol Familiar. Hoy el cementerio cuenta con 2.000 árboles con este tipo de servicio

Según datos de la funeraria catalana, las opciones ecológicas de inhumación representan el 38% de los servicios funerarios. Por otro lado, la empresa corrobora que la demanda de servicios de cremación aumenta entre un 1,5% y un 2% anual. En este sentido, el 2015 se registraron unas cifras de incineración del 40,46% en Catalunya. En la provincia de Barcelona, esta opción representó el 45,34% de los servicios funerarios.

Amapolas en memoria de los difuntos en Sitges

A pesar de que Roques Blanques cuenta con opciones para cenizas únicas en el país, Áltima ofrece varios espacios y opciones para inhumar urnas en los 17 cementerios que gestiona. En este sentido, la empresa pondrá en marcha antes de finales de año una nueva zona para el destino de cenizas al Cementerio de Les Pruelles de Sitges (Barcelona) denominada el Jardín de las Amapolas. Permitirá enterrar una urna biodegradable directamente en un terreno ajardinado y encima se colocará una amapola de porcelana, identificada con el nombre del difunto. El objetivo del servicio es poder simular un campo de amapolas a modo de memorial.

Compromiso firme con el medio ambiente

Con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de mantener su compromiso con el medio ambiente, Áltima evalúa y publica periódicamente el informe de su huella de carbono, que permite conocer las emisiones de cada uno de los 45 centros de la empresa (tanatorios, crematorios y cementerios) y poder tomar medidas para reducir la contaminación. Es la primera empresa funeraria que lleva a cabo un estudio de estas características, que elabora la agencia de eco‐innovación Inèdit, adherida al Parque de Investigación de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

mivoluntad, nuevo servicio para planificar el propio funeral

Con el objetivo de poder decidir y contratar el funeral anticipadamente y evitar así a los familiares una decisión complicada o apresurada, Áltima ha creado el nuevo servicio mivoluntad. Está dirigido a personas mayores de 70 años sin seguro de decesos y permite definir todo lo que la persona desea para su funeral: desde el tipo de ataúd hasta la música o esquelas. A través de un contrato con el presupuesto de todo el servicio escogido, Áltima ofrece la posibilidad de dejar el servicio funerario pagado. La compañía garantiza el mantenimiento del importe abonado durante 5 años. Después, se realizan actualizaciones del IPC quinquenales.

Un pensamiento en “El cementerio de Roques Blanques tendrá el mayor espacio natural para enterrar cenizas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *